miércoles, 7 de enero de 2009

Madrugada tomada







Me di cuenta de algo. Soy propenso a conocer personas. Pero no como todos, de una forma rara. Yo opero así: te conozco (casualmente para vos, pero quizas yo produje el "encuentro" y tenia todo friamente calculado) y después de conocerte, te quiero. Siempre termina así la primera charla. Entonces nos caimos re bien, y nos mandamos mensajes, y hasta quizas nos llamamos por telefono y somos re cool. Hasta algún día que organizamos un encuentro. Nos vemos. "Te divertiste? Yo tambien! Chau" Pero no es un chau de "chau, nos vemos" es un chau definitivo, casi sin darme cuenta me despido para siempre de una relacion con alguien que no voy a volver a tener. Suena raro, y es difícil de entender, pero si fuiste una de las personas por las que pasaron por eso conmigo, vas a entenderlo facilmente. 
   No es que no me guste más, ni que me caiga mal la otra persona, lo que pasa conmigo es que me aburro de la gente. Entonces, pienso en ESA persona las 24hs, pero en un momento hago click de que no es tan importante, o que la otra persona quiza no esta tan enganchada en la relacion, (ya sea una relacion amorosa, o una relacion de amigos) como yo.
  Yo quiero ser el primero, quiero ser importante, que me hagas importante. Quiero ocupar un lugar en tu vida. Quiero valer mas que los demás en tu lista de afectos. Me cuesta entender que preferís a otra persona en vez de a mi. 
  Pero hablando así parece que le estoy hechando la culpa a "la otra persona" por no quererme como yo quiero. Ahora la pregunta es.. (hago de paciente y psicologo al mismo tiempo) ¿Que hago yo para ganarme ese lugar? Una vez una amiga, ex-amiga, novia, o lo que sea que fuese ahora, me dijo que de alguna u otra manera yo era el unico chico en su vida ( era logico que despues de un tiempo esa frase iba a desvirtuarse, ni iba a tener el mismo valor) 
  Entonces estaba en la gloria, que me dijera eso, fue estar en el cielo para mi. Habia logrado lo que siempre habia querido. No, no fue mi plan ese, el llegar a ese punto, pero es sumamente placentero el hecho de saber que el amor que uno siente hacia otra persona es reciproco.     
  Entonces volvieeeendo al primer tema.. ( me desvirtue un toque ) Jamas me crei merecedor del puesto que anhelaba. Quiero decir, ¡te quiero, te adoro, te amo! Pero no te doy nada. Soy un arlequin que cita frases sin sentido, que salta, critica, y aveces se hace el intelectual. Y nada más.
 No me creo merecedor de la gente que me rodea y me llama "amigo"... porque conmigo hay más vueltas que una montaña rusa.
 En fin, esto es muy largo, y cuando vean el tamaño de este texto van a pensar que es algo importante, y son solo incoherencias que se me ocurren a las cinco de la mañana de un jueves.

(Me releo... que inutil soy)

1 comentario:

▪▪ dijo...

Inútil? No, al contrario.
Me encanta leer tu blog.

Ok, te sigo